Pozo Almonte celebró 132 años de su primera población

Un acto cívico, donde primó el rescate de las raíces de quienes integran Pozo Almonte y de quienes forjaron su primera población, fue la que se reflejó en el desfile por los 132 años de la creación del primer asentamiento oficial del mencionado territorio.

Los primeros en estar presentes fueron los pequeños de la Escuela Básica de La Tirana, quienes bailaron un Tinku para comenzar esta jornada. Luego de ellos, los clubes de huasos de Pozo Almonte, quienes entregaron la típica chicha en cacho a las autoridades cívico-militares que asistieron hasta el lugar, para luego dar un pie de cueca antes que la banda de la VI División del Ejército encajonara, para dar paso a las marchas para que pasaran frente al público los destacamentos de las ramas castrenses.

Tras esto y luego que desencajonara la banda del Ejército, fue el turno de los pequeños de la academia Pozo Almonte, quienes con sus acordes, acompañaron el paso de los jardines infantiles Inti Paxi, Pequeños Pocitos, la escuela de lenguaje Khana Aru, las escuelas básicas Pozo Almonte, Fuerte Baquedano, Estrella del Sur, La Tirana; el liceo Alcalde Sergio González Gutiérrez y la Academia Pozo Almonte.

Luego que desencajonara la banda de este último establecimiento, el conjunto musical Santa Cecilia llegó hasta la calle Comercio, junto a los niños de Mamiña, quienes efectuaron una muestra de “La rueda” festividad celebrada en octubre en el poblado, para luego brindar un cachimbo a los presentes.

Le siguieron los alumnos de la escuela básica de esa localidad, los que saludaron a las autoridades presentes.

El turno para dar acordes ahora fue para la banda instrumental del municipio de Pozo Almonte, para dar paso al desfile de los funcionarios municipales, la Cormudespa, el Club de Huasos Renacer de la Pampa, el conjunto folclórico “Alma y Corazón de la Cueca” y los minibuses rurales, quienes se hicieron presentes en este acto cívico.

Respecto del desfile, el alcalde de Pozo Almonte, José Fernando Muñoz Cáceres, se mostró gratamente conforme con la presencia de la comunidad en el desfile para recordar la creación del asentamiento de la localidad. “En esta oportunidad se vio como la gente quiso participar y recordando las raíces de nuestra tierra. Todo esto fue una verdadera sorpresa, con la rueda de Mamiña, los bailes de Tinkus o el Cachimbo, además de la cueca, eso nos hace muy felices y esperamos que en otros actos cívicos se sigan visualizando quienes somos, nuestras raíces”.

 

 

 

 

Actualizado (Jueves, 12 de Noviembre de 2015 12:31)