“Chinita” se despidió de los fieles en emotiva vuelta a su camarín

·         Peregrinos y promesantes dieron adiós a la imagen de la virgen hasta un año más. También se presentó de manera oficial el nuevo rector del Santuario de La Tirana

 

Tres horas duró la última procesión, antes que la imagen de la Virgen del Carmen de La Tirana volviera a su camarín, para salir en un año más a reencontrarse con los danzantes que la llegan a venerar cada año desde el 10 al 18 de julio en el pueblo de La Tirana.

La ceremonia para sacar en andas a la “Chinita” comenzó a las 9.30 horas, animando a la gente a acercarse a la explanada y el templo, para luego comenzar, a las 10.00 horas, la salida de las imágenes de San José, Jesús Nazareno –las que acompañan siempre a la Virgen de Carmen en procesión– para efectuar un recorrido por los alrededores del casco antiguo del poblado.

En total fueron tres horas de andar, donde los bailes dedicaron sus últimos cánticos a la Patrona de Chile, antes que ella ingresara al Santuario, para participar en la eucaristía  que la llevaría de vuelta a su camarín.

La celebración fue la última que el sacerdote Franklin Luza ofició como rector del Santuario de La Tirana, donde se le vio conteniendo emociones al efectuar la homilía, en la que hizo una alegoría con el texto bíblico que habla de construir la casa sobre roca.

“En las manos del Señor, que puede comprender todas las cosas, Él nos va moldeando  a cada uno de nosotros, somos humanos en las manos de Él para que nos dé forma, y así nos va transformando de una materia sin expresión en algo que es hermoso. Por eso podemos decir que esta fiesta religiosa es la fiesta de Dios con todo su pueblo. Y es una relación misteriosa, con la que solicita la manifestación de fe popular que se va oyendo todo el año, no solo en los bailes religiosos, donde hay misa mensual, sino de todas las tradiciones y es un proceso del Señor, que pasa en medio de su pueblo y que termina en esta semana”, dijo el sacerdote.

A la vez, Luza recordó que “esta fiesta no tiene dueño, no es exclusivamente de los bailes, ni de la iglesia o los peregrinos. Esta es una fiesta de Dios con su pueblo, es nuestra celebración sobre roca y no sobre arena, Él es lo que nos convoca a este santuario, para proclamar su gloria, ya que Él es la roca, el fundamento, aquel que da fuerza”.

Después de esto, cayeron las cintas desde lo más alto del Santuario, para subir la imagen de la “Chinita” al camarín, donde se despidió a la fiesta, con los cantos de los bailes, además de un mensaje del obispo Vera, quien dijo a todos presentes “Vuelvan a su casa y vuelvan con fe y que sea muy grande, que sean agradecidos por Dios con momentos muy buenos, que nos lleven a no soltarnos de la mano de Dios y de ese espíritu que nos mueve”.

Cambio de rector

El mensaje entregado por el religioso a cargo de la diócesis de Iquique, también contó con el anuncio del cambio de rector del Santuario de La Tirana, dando paso a un nuevo sacerdote que se hará cargo de manera permanente de la casa de la “Chinita” en el norte del país.

“Padre franklin, muchas gracias una vez más con el trabajo realizado y despegado, que la comunidad que le conoce y reconoce tu esfuerzo y como obispo, tengo el privilegio de presentar al nuevo rector del Santuario, quien vivirá aquí y estará para celebrar con ustedes, el padre Javier Sáez”, expresó Guillermo Vera.

La nominación de Sáez fue debido a la gran carga laboral del otrora rector, por la cantidad de cargos que ostentaba en la Diócesis de Iquique, cambio que coincide con el inicio de un nuevo ciclo de catequesis para la festividad de la Virgen del Carmen.

Javier Sáez, al ser consultado por esta nominación, dijo estar contento y tener que trabajar mucho debido a que Franklin Luza hizo un magnífico trabajo con la comunidad del poblado. “Lo bueno es que ahora nos enfocaremos en más celebraciones religiosas, que son muchas y trataremos de que la gente participe cada vez más de ellas”, dijo Sáez.

 

 

Actualizado (Viernes, 17 de Julio de 2015 17:57)